El uso más extendido de las plantas secas es la infusión, el remedio de la abuela por excelencia. Las infusiones contienen principalmente extractos de la planta solubles en agua, es decir, extractos solubles en agua. Existen 3 tipos de preparaciones para la elaboración de infusiones: infusión, decocción y maceración. Todos se basan en el mismo principio: poner la planta en contacto con agua para extraer los compuestos. ¡En la práctica encontraremos variaciones entre estos diferentes métodos de preparación! Sin embargo, las infusiones no son la única forma de utilizar las plantas, existen otras como la maceración en aceite, vinos medicinales, tinturas madre, etc. Cada proceso de extracción y modo de uso tiene sus ventajas, pero también sus desventajas. ¡Los usos de las plantas pueden así ser infinitamente variados!

En infusión

La infusión es el método más conocido de utilización de plantas secas. Consiste en vierta agua hirviendo, es decir, apenas hirviendo, a una temperatura de 80-90°C sobre la planta a infusionar. La infusión es especialmente adecuada para partes frágiles de plantas, como flores u hojas., así como plantas ricas en sustancias volátiles y aromáticas (nuestros famosos aceites esenciales), que, recordemos, se degradan a una temperatura demasiado alta. Por eso es recomendable tapar siempre tu infusión: para conservar todos los principios activos.

El tiempo de infusión generalmente varía de 5 a 10 minutos, dependiendo de las plantas:

  • 5 minutos serán suficientes, por ejemplo, para las plantas aromáticas, que corren el riesgo de liberar compuestos amargos, o para las flores, que son bastante frágiles.
  • Se necesitarán 10 minutos para otras partes de la planta, como determinadas hojas.

El tiempo de infusión también depende de los gustos de cada uno, dependiendo de si se prefiere una infusión de hierbas fuerte o suave. Consejo final: al filtrar, no olvides exprimir bien la planta, para recuperar todos los principios activos.

Para los puristas, existe otra forma de preparación para hacer una buena infusión. El principio sigue siendo el mismo, pero aquí se trata poner las plantas en agua fría, luego calentar suavemente y detener el fuego antes de hervir. Esta forma te permite rehidratar suavemente la planta sin dañarla, como lo harías vertiendo agua caliente directamente sobre ella.

en decocción

La decocción es el método de preparación. se prefiere para las partes más rígidas y fibrosas. de la planta como las raíces, determinadas semillas o incluso la corteza. El principio cambia ligeramente en comparación con la infusión: consiste en colocar las plantas en una cacerola con agua fría, calentar suavemente hasta que hierva, dejar hervir el tiempo indicado, luego apagar el fuego y dejar infusionar tapado.. Finalmente, filtrar mientras se presiona el café molido y luego beber.

El tiempo de decocción dependerá de la parte de la planta utilizada:

  • para tallos, frutos u hojas duras: serán necesarios de 2 a 3 minutos
  • para partes más duras como raíces, rizomas y corteza: son necesarios 5 minutos

En maceración en frío

La maceración en frío también se llama infusión en frío. El principio es simple, consiste en dejar las plantas en contacto con agua fría de 10 a 12 horas, tapadas, luego filtrar presionando la tierra. Ojo, al ser el agua un conservante muy pobre, no se deben dejar macerar las plantas durante más de 10 horas, de lo contrario existe riesgo de fermentación, y consumir el líquido dentro de las 24 horas siguientes para evitar cualquier riesgo de desarrollo microbiano.

La maceración en frío se puede realizar en la mayoría de las plantas, pero es especialmente indicado para plantas ricas en mucílago, como malvavisco, genciana, regaliz o incluso malva, además dea plantas que contienen compuestos termolábiles, sensible al calor.
La maceración también se puede realizar en aceite vegetal, frecuentemente de oliva o de girasol, para obtener los famosos macerados oleosos. Estos se pueden declinar infinitamente, variando el aceite de maceración utilizado. Lo mejor es preferir un aceite de maceración estable para conservarlo el mayor tiempo posible. El principio sigue siendo esencialmente el mismo, pero esta vez las plantas se dejan macerar durante varias semanas al sol. Luego se filtra el aceite y se prensan las plantas para recuperar todos los ingredientes activos.

En vinos y alcoholes medicinales.

Las plantas medicinales se prestan perfectamente al placer de un buen digestivo después de una comida, e incluso antes de anticiparse. De hecho, se pueden macerar en vino o alcohol fuerte para obtener un vino o un alcohol medicinal. Estos se utilizan principalmente por su propiedades digestivas. Hoy sabemos que nuestro sistema digestivo es nuestro “segundo cerebro”, con sus 200 millones de neuronas y miles de millones de bacterias que forman la flora intestinal. Se establece un vínculo directo entre determinadas enfermedades y nuestra microbiota intestinal. Los problemas digestivos son habituales hoy en día y, junto con una dieta sana y equilibrada, los vinos y los alcoholes medicinales pueden ser de gran ayuda.

Para elaborar un vino medicinal o un elixir, el principio es relativamente sencillo, se trata nada menos que de una maceración en alcohol:

  • pesar la planta a macerar y ponerla en un frasco grande
  • cubrir con vino blanco, tinto o alcohol fuerte (ron, vodka, etc.). Asegúrate de que la planta esté bien cubierta de alcohol. Las partes descubiertas de la planta pueden oxidarse. Es posible crear un lastre natural utilizando una piedra, por ejemplo, para mantenerlos en el fondo del frasco.
  • cerrar el tarro y dejar macerar entre 1 y 4 semanas dependiendo de la planta, removiendo el tarro todos los días
  • filtrar, exprimir los orujos y transferirlos a biberones previamente esterilizados.
  • es posible añadir una sustancia edulcorante (sin refinar) según el gusto, pero esto sigue siendo opcional.

Si para elaborar una buena infusión se necesita agua de calidad, lo mismo ocurre con el vino utilizado en los vinos medicinales. De hecho, para una extracción óptima de compuestos vegetales, es necesario favorecer un alto nivel de alcohol. La graduación alcohólica media de un vino es del 12%. Entonces, el truco consiste en agregar alcohol fuerte a la mezcla de maceración para promover una mejor tasa de extracción. Por lo tanto, la elección del vino es importante: debe ser de buena calidad, por supuesto, debe gustar, pero también debe contener un alto nivel de alcohol y, si es posible, no debe tener demasiados taninos, que podrían provocar efectos indeseables. como secar la boca, modificar la absorción intestinal o interactuar con ciertos compuestos vegetales.

En cuanto a las dosis, esta puede variar entre una cucharada y un vasito de licor, como aperitivo o digestivo, y por supuesto, siempre con moderación ! Los vinos medicinales se pueden conservar refrigerados hasta 6 meses y los elixires durante varios años.

En tintura madre

Las tinturas madre se obtienen mediante maceración de plantas frescas en alcohol, o una mezcla de alcohol y agua, permitiendo la extracción de los ingredientes activos.. También hablamos de extracto hidroalcohólico o alcoholatura. La maceración de plantas secas en alcohol, menos común, a menudo se considera erróneamente también como tintura madre, pero los puristas prefieren hablar de tintura oficinal.

El principio sigue siendo el mismo entre los dos tipos de tintes: se trata de macerar una determinada cantidad de planta en alcohol. Este debe ser lo más puro posible, preferiblemente entre 60 y 90°, pero como hoy en día es difícil obtener este tipo de alcoholes, es preferible utilizar un alcohol fuerte con una graduación de 45-50°.

Para una perfecta realización de un tratamiento alcohólico, es necesario conocer el nivel de humedad de las plantas frescas. De hecho, el nivel de humedad afectará la calidad de la tintura madre, ya que el agua contenida en la planta será extraída por el alcohol y cambiará el grado alcohólico. Así, en el laboratorio se evalúa el nivel de humedad pesando la planta antes y después de la deshidratación. Según la farmacopea francesa, el contenido de alcohol es 1/10 del peso seco de la planta utilizada. Así, serán necesarias 10 partes de alcohol por una parte de planta. Para plantas secas, la tintura medicinal se prepara a 1/5 del peso de la planta seca.

La duración de la maceración depende de la planta, puede ser desde unos días hasta algunas semanas. Para una buena maceración es necesario:

  • use un frasco hermético y guárdelo protegido de la luz.
  • cortar la planta (fresca o seca), o incluso reducirla a polvo para promover una mayor superficie de contacto entre el alcohol y la planta.
  • cubrir completamente la planta para evitar cualquier fenómeno de oxidación.
  • pese la planta con un frasco más pequeño o una piedra limpia y manténgala en el fondo.
  • revuelva el frasco regularmente para favorecer la buena difusión de los ingredientes activos.
  • cuando finalice la maceración, filtrar la mezcla y prensar la planta para recuperar todos los principios activos.
Las tinturas madre se pueden conservar durante varios años, en un frasco cuentagotas de color ámbar y siempre bien cerrado. Tenga en cuenta que, como las tinturas madre están compuestas de alcohol, no se recomiendan para mujeres embarazadas y en período de lactancia, en casos de enfermedades hepáticas o sensibilidad digestiva.

En extracto fluido

Los extractos fluidos, a diferencia de las tinturas madre, se obtienen mediante maceración de plantas frescas, o partes trituradas de plantas frescas, en un disolvente distinto del alcohol. La extracción de sustancias activas de las plantas se realiza generalmente en un disolvente a base deagua o de glicerina.

Frecuentemente encontramos la extractos fluidos (líquidos) en el mercado pero también existen extractos suaves (semisólido) o extractos secos (sólidos). Estas dos últimas formas provienen de la primera: una vez obtenido el extracto fluido, se elimina parcial o totalmente el disolvente. Para eliminar este líquido se utilizan diferentes métodos: liofilización o nebulización.

En jugo

A diferencia de la tintura madre y el extracto fluido, el jugo no procede de la maceración de la planta. No está diluido en disolvente y contiene únicamente el jugo de la planta. 

Para extraerlo, se extrae la planta recién cosechada. machacado o prensado y luego filtrado. Para determinadas plantas, a veces es necesario cocinarlas antes de poder extraer el jugo. Dependiendo de la planta elegida, el jugo se puede consumir de forma interna o externa.

Procedente directamente de la planta, conservar la bolsa es relativamente delicado. Debido a que es difícil de mantener fresco, puede resultar difícil encontrar este tipo de preparación comercialmente.

en polvo

Los polvos vegetales son especialmente adecuados para plantas muy fibrosas para facilitar su infusión, pero también para plantas ricas en minerales como la Ortiga. La forma en polvo tiene una doble ventaja: por un lado, permite una mejor digestión y, por otro, una mejor absorción en la mucosa digestiva.

La pulverización de plantas se utiliza principalmente para preparar cápsulas o comprimidos, pero los polvos también pueden mezclarse simplemente con agua fría o caliente, o incluirse en los alimentos.

Los dos principales inconvenientes de la pulverización son el riesgo de deterioro de los principios activos durante la molienda y los riesgos de oxidación, especialmente para las plantas aromáticas. Por tanto, los polvos son más sensibles y menos estables en el tiempo que las plantas enteras. Por ello, es recomendable pulverizar la planta justo antes de utilizarla, o preparar pequeñas cantidades para no tener que almacenarlas.

Como compresa o cataplasma

Las compresas y cataplasmas están especialmente indicadas para problemas de la piel, esguinces, fracturas o dolores musculares y articulares. Son de un solo uso y no deben reutilizarse.

La compresa : aquí utilizamos la infusión o decocción de la planta para empapar una compresa o un paño limpio, para aplicar sobre la piel. Mantener la compresa con una venda y dejarla puesta durante unos veinte minutos, repitiendo después de unas horas.

La cataplasma : aquí la planta se aplica directamente sobre la piel si es suficientemente fina (las hojas o las flores, por ejemplo). En caso contrario, es posible calentarlos en agua para ablandarlos y triturarlos suavemente para extraer los principios activos. Al igual que las compresas, debes dejarla puesta unos veinte minutos y renovarla al cabo de unas horas.

en loción

Las lociones se elaboran a partir de infusión, decocción o, en ocasiones, tintura madre diluida en agua. Estas preparaciones se pueden utilizar como loción. cutáneamente, por fricción directamente sobre la piel del cuerpo o de la cara. La loción se utiliza para aliviar trastornos de la piel o dolores articulares o musculares.

Las lociones elaboradas a partir de una infusión o decocción pueden servir como gotas para los ojos o baños para los ojos. Para ello se debe filtrar adecuadamente la preparación mediante un filtro de café para eliminar todas las impurezas y así evitar irritar los ojos. Este método de uso será útil para aliviar los ojos irritados o la conjuntivitis gracias al uso de plantas como la Manzanilla, la Rosa o incluso la Aspa Dulce.

hacer gárgaras

El enjuague bucal y las gárgaras son dos métodos muy similares que ayudan a aliviar el dolor bucal y de garganta.. Las plantas favoritas tienen propiedades astringentes o antisépticas, para tensar los tejidos mientras los desinfecta.

Enjuague bucal ayuda a aliviar los problemas bucales absorbiendo, sin tragar, un sorbo de infusión o decocción enfriada. La preparación se remueve dentro de la boca para que esté en contacto con todas las mucosas. Luego escupimos el enjuague bucal antes de repetir si es necesario.

Hacer gárgaras se dirigirá a la garganta y no al interior de la boca. Para ello, basta con raspar la parte posterior de la garganta con un poco de infusión o decocción, el famoso “grrrrr”, durante el mayor tiempo posible antes de escupir. Esta operación debe realizarse durante 5 a 10 minutos.

En la bañera

Los baños ayudan a aliviar muchos problemas, ya sean cutáneos, circulatorios, musculares, articulares o incluso nerviosos.

El baño aromático : aquí utilizamos una infusión o decocción de la planta en 1 o incluso 2 litros de agua, para dejar enfriar o enfriar. Luego se agregará esta preparación al agua del baño. Otra forma divertida es colgar una bolsa de tela que contenga las plantas secas debajo del grifo de agua caliente. La infusión se realizará durante el baño. Es posible exprimir el sobre periódicamente para facilitar la extracción de los principios activos. Generalmente permanecemos en el baño al menos diez minutos.

El baño de asiento : para este tipo de baño hacemos una infusión o decocción de la planta también en 1 o 2 litros de agua. A menudo es necesario añadir agua a la preparación para obtener un volumen suficiente. Es posible dejar que el agua del baño de asiento se enfríe o se enfríe. De hecho, se puede practicar en frío o en caliente. Puede utilizar un baño de asiento frío o caliente, que suele ser el preferido en casos de hemorroides. Se recomienda permanecer en el baño de asiento aproximadamente de 5 a 15 minutos y repetir la operación 1 a 2 veces al día si es necesario.

inhalado

Inhalar plantas es ideal y eficaz para limpiar las vías respiratorias en caso de congestión o para aliviar afecciones respiratorias. Para hacer esto, generalmente utilizamos plantas expectorantes y mucolíticas como el eucalipto..

Para hacer una inhalación se debe hacer 1 litro de infusión o decocción caliente que se coloca en un recipiente de inhalación o ensaladera. Luego simplemente colócate encima del recipiente, cubriéndose la cabeza con una toalla e inhala los vapores ascendentes. ¡Ten cuidado de no quemarte las vías respiratorias! En ocasiones puede ser necesario esperar unos minutos hasta que baje la temperatura del agua. La nariz puede tender a moquear, así que no dude en sonarse la nariz.

La inhalación dura mientras la preparación esté caliente, aproximadamente 10 minutos. Por supuesto, es posible repetir la operación si es necesario.

Te lo contamos en vídeo

¿Te ayudó este artículo?

  

Nota media: 4.6 ( 390 votos)