La morera es una planta de la familia de las Moráceas. De esta familia, sólo 3 moras llaman nuestra atención: la morera negra (Morus nigra L.), la morera roja (Morus rubra L.) y la morera blanca (Morus alba L.). La morera es versátil, ya que muchas partes de la planta se han consumido durante siglos. Las hojas son particularmente interesantes y se dice que ayudan a combatir múltiples patologías, incluida la diabetes. Hoy en día, es la morera blanca la que causa una fuerte impresión. Esta fruta ligeramente dulce y con sabor a miel es un superalimento. Increíblemente ricas en hierro, las moras son ideales en casos de fatiga, anemia o períodos intensos. Numerosos estudios científicos han analizado sus beneficios: equilibrio de azúcar en sangre, hipocolesterolemiante, hepatoprotector, antioxidante, inmunomodulador, etc. Nombre latino: Morus alba L. Familia botánica: Moraceae. Parte utilizada: Fruta.

Consumo recomendado

La morera blanca seca es un fruto seco. Por tanto contiene más azúcar que una morera fresca, las recomendaciones de consumo diario están definidas:

  • En tratamiento clásico: De 20 a 30 g, o de 5 a 8 cucharaditas de moras blancas secas al día.

  • Como tratamiento antifatiga: 15 g de moras blancas secas, o 4 cucharaditas al día, durante 3 semanas.

¿En qué forma?

Para aprovechar al máximo sus beneficios, puedes utilizarlos:

  • Entero
¿A qué hora del día?

Te aconsejamos utilizarlos durante la(s) siguiente(s) comida(s) para aprovechar al máximo sus beneficios:

  • Desayuno
  • En caso
¿Qué métodos de uso?

Puedes incluirlos en los siguientes preparados para que sean más fáciles de tomar:

  • Postre
  • Yogur, lácteos
  • Sólo
  • Mezclado con otros frutos secos
  • Muesli

Beneficios de la nutrición para la salud

25 g de moras blancas secas contienen una porción importante de Referencias Nutricionales para la Población (RNP) de ⁣⁢‌‍‌​​‍​‍​‍​‍‍‌​​‍‍‍‌‍​​‌‌‍​‍‍‌​‍‍‌‍‍​​​‌‌​‌​‍‍Hierro⁤⁣. También contienen, en menor medida, fibras.

Como tal, las Moras Blancas Desecadas pueden complementar tu dieta sana y variada.

⁣⁢‍‍‌‌‍‌​​​​​‌​‌​‍​‌‌‍‍‌​​‍‌​‍‍‌​​‌​‍‍‍‍​‌​‍​‍‌‌‍​​​Metabolismo⁤⁣

La diabetes corresponde a un trastorno metabólico caracterizado por hiperglucemia crónica resultante de la deficiencia de insulina y/o resistencia tisular a la insulina. En otras palabras, la secreción o eficacia de la insulina (hormona que reduce el azúcar en sangre) es defectuosa. Varios estudios demuestran la actividad moduladora de la insulina de la mora blanca.

Además, las moras blancas secas tienen un importante contenido de fibra. La fibra reduce la absorción de azúcar y colesterol. Por tanto, también son beneficiosos en casos de trastornos lipídicos. Finalmente, su increíble riqueza en compuestos fenólicos les confiere actividad antioxidante y antiinflamatoria, previniendo así complicaciones cardiovasculares.

Sistema nervioso, bienestar.

Las moras blancas secas revitalizan y tonifican el cuerpo. Son naturalmente ricos en carbohidratos (glucosa y fructosa): el combustible preferido de nuestro organismo. Sobre todo porque sus índices glucémicos bajos a medios no provocan un efecto estimulante tras la ingestión. El hierro en el que son ricas es también un perfecto estimulante para el organismo. Ayuda a reducir la fatiga, descomponer los macronutrientes para sintetizar energía y lucha contra el deterioro de las funciones cognitivas.

⁣⁢‍​‍‍​‍‌​‌‌‌‍‍‍‌‍‌‍‌​​​‍‍‌‌​‌‍‌‌‍​‌‌‌‍‍‍‍‍​‍‍‍‍‌‌‌Sistema digestivo⁤⁣

Las moras blancas secas actúan sobre diferentes órganos digestivos: el hígado, los intestinos y la microbiota intestinal (un pseudoórgano). Podrían utilizarse como prebiótico ya que favorecen el desarrollo de bacterias beneficiosas para el intestino. Además, luchan contra el estreñimiento gracias a su riqueza en fibra (ver nuestra guía estreñimiento y dieta). Para el hígado, dos estudios realizados en roedores han demostrado que los polisacáridos de la mora blanca tienen actividad hepatoprotectora.

⁣⁢‍‍‍‍‌‌‍​​‍‍‌‍‌‍‌​‍​‍‍​‌‌​‍‌‌​‍‌​‍​‍‍​​​‌‍​‍​‌‍Sistema inmunitario⁤⁣

Las moras blancas son vectores de flavonoides. Los flavonoides son polifenoles con numerosas actividades biológicas, incluida la capacidad de ser antibacterianos y antivirales. Además, el hierro aumenta la respuesta inmune del cuerpo. Los nutrientes de las moras blancas secas refuerzan los beneficios de una dieta variada y equilibrada.

Sistema circulatorio

La anemia por deficiencia de hierro puede ser causada por una dieta demasiado baja en hierro (consulte nuestra guía anemia por deficiencia de hierro y dieta.). Las moras blancas secas son increíblemente ricas en hierro, lo que les confiere propiedades antianémicas.

Propiedades nutricionales

Propiedades principales

  • Antioxidante (fitonutriente): gracias a los compuestos fenólicos (antocianinas y flavonoides), las moras blancas ayudan a neutralizar los radicales libres sintetizados naturalmente por la actividad celular.

  • Inmunomodulador (hierro, flavonoides, resveratrol): los estudios han observado una actividad inmunomoduladora de la mora blanca. Esta capacidad sería producto de su riqueza en flavonoides, resveratrol y hierro. Los flavonoides tienen actividad antimicrobiana y antibacteriana. En caso de deficiencia de hierro, aumenta la vulnerabilidad del cuerpo a las infecciones y disminuye la actividad microbicida de las células inmunitarias. Finalmente, el resveratrol estimula el sistema inmunológico.

  • Control de azúcar en sangre (fibra, fitonutriente): Las moras blancas, al igual que sus hojas, tienen el poder de ser antidiabéticas. Los compuestos fenólicos estimulan la secreción y actividad de la insulina (una hormona hipoglucemiante). Además, son ricos en fibra, lo que indica un índice glucémico de bajo a medio. Su consumo no provoca grandes variaciones en los niveles de azúcar en sangre.

  • Anti-inflamatoria (flavonoide): Las moras blancas son ricas en flavonoides, fitonutrientes con poder antiinflamatorio.

  • Hipocolesterolémico (fibra, resveratrol): la fibra reduce la absorción de todos los nutrientes, incluido el colesterol. Además, el resveratrol aumenta el poder protector frente a la hipercolesterolemia al reducir también la biodisponibilidad del colesterol.

  • Contribuyendo al metabolismo energético. (carbohidratos): Las moras blancas son una fuente de energía de carbohidratos. Los carbohidratos son los macronutrientes favorecidos por el cuerpo para funcionar. Además, su riqueza en hierro contribuye al metabolismo energético.

  • Protector cardiovascular : dado su poder antioxidante y antiinflamatorio, las moras blancas favorecen el buen funcionamiento del sistema cardiovascular y limitan la formación de placas ateroscleróticas.

  • Anti fatiga (hierro): Las moras blancas contribuyen al aporte de hierro. El hierro es esencial para el funcionamiento de los glóbulos rojos: permite que los glóbulos rojos capturen y liberen oxígeno.

  • Prebiótico (polisacárido): Las moras blancas son prebióticos. Sus polisacáridos aumentan la población bacteriana beneficiosa (lactobacilos y bifidobacterias) y reducen la población bacteriana dañina (Escherichia coli) de la microbiota intestinal.

  • Laxante (fibra): en general, la fibra acelera el tránsito digestivo. Estimulan la producción de gases y aumentan el volumen de las heces. Las moras blancas son naturalmente ricas en fibra.

Propiedades secundarias

  • Regenerante hepático (polisacárido): un estudio afirma que los polisacáridos de la mora blanca modulan la concentración de indicadores de problemas hepáticos (AST, ALT, GSH, SOD, etc.). Estimulan la regeneración de las células hepáticas (hepatocitos) y no favorecen la necrosis de estas últimas. Incluso hablamos de poder hepatoprotector.

  • Antianémico (hierro): Las moras blancas son ricas en hierro: un puñado grande de moras proporciona 1/3 de las necesidades diarias de hierro. El hierro entra en la eritropoyesis: la formación de glóbulos rojos. En su ausencia, la eritropoyesis se vuelve defectuosa: la concentración y el funcionamiento de los glóbulos rojos se ven afectados.

  • Regulador del apetito (fibra): Las moras blancas tienen un índice glucémico de bajo a moderado. No provocan fuertes variaciones en los niveles de azúcar en sangre: la causa de la sensación de hambre. Además, muchos estudios indican que estas bayas son beneficiosas para controlar el peso al aumentar el metabolismo basal. Tenga en cuenta que esta propiedad se conserva más en las hojas de mora.

  • Participante en el crecimiento de los tejidos. (hierro): al combatir la deficiencia de hierro, la mora blanca favorece el crecimiento de los tejidos. De hecho, la deficiencia de hierro compromete el crecimiento en cuanto a su intervención sobre el metabolismo de los tejidos en división.

  • Tónico mental (hierro): debido a su riqueza en hierro, las moras blancas pueden afirmar que contribuyen a las funciones cognitivas.

Valores nutricionales

Elementos nutricionales por 100g por 25g % de CDR* por 100 g % de CDR* por 25 g
Energía (Kcal) 352 88 18 4
Energía (Kj) 1490 373 18 4
Lípidos (g) 0.9 0.2 1 0
Ácidos grasos saturados (g) 0.1 0 1 0
Carbohidratos (g) 77.8 19.5 30 7
Incluyendo azúcares (g) 67.5 16.9 75 19
Fibra dietética (g) 9.7 2.4
Proteína (g) 3.3 0.8 7 1
Sal (gramos) 0.05 0 1 0
Hierro (mg) 15.5 3.9 111 28

*Cantidad diaria recomendada

Aprenda más sobre la planta: Morera

La morera es una planta de la familia de las Moráceas. Es un arbusto de rápido crecimiento que alcanza rápidamente de 3 a 10 m de altura. Su corteza gris contiene un látex blanquecino. Las hojas son verdes, ovaladas y brillantes. Los amentos (flores) son esponjosos y verdes. Después de la fertilización, los amentos dan paso a frutos, moras. Las moras son pequeños frutos globulares cuyo color varía según la especie. Reconocemos tres especies principales: la morera blanca (Morus alba l.), morera negra (Morus nigra L.) y morera roja (Morus rubra L.).

El árbol es originario de China, Corea y Japón (donde se le conoce como Sangshu), pero ahora se cultiva en toda Europa. Las hojas de morera se utilizan como remedio desde la antigüedad. Según la medicina china, son eficaces para prevenir y tratar numerosas patologías: fiebre, dolor de garganta, tos, problemas hepáticos, problemas de visión, problemas renales, hipertensión arterial, etc. En Corea y Japón, los pacientes diabéticos consumen hojas de morera como complemento de los tratamientos antidiabéticos. La actividad antidiabética de las hojas de morera es también el tema más estudiado, porque su eficacia es real. La corteza, las ramitas y las raíces también se encuentran en la farmacopea china.

En Europa, es más bien el fruto el que justifica el cultivo de moreras. Actualmente, China es el mayor productor de morera.

Un pequeño aparte que sólo se refiere a la morera blanca (Morus alba l.): estos últimos se cultivan tradicionalmente por sus hojas como alimento exclusivo para los gusanos de seda. Existe una correlación entre el contenido de proteínas de las hojas y la eficiencia de la producción de capullos. Por tanto, la producción de moreras blancas depende del mercado de la seda. Es decir, tras la aparición de la fibra sintética, el cultivo de moreras disminuyó. Desde que los estudios científicos han demostrado sus beneficios para la salud, la producción de morera blanca está aumentando.

Moras blancas o moras negras

Las moras blancas tienen muchos beneficios para la salud, al igual que las moras negras. Aunque estas dos variedades pertenecen al mismo género, son muy diferentes.

La mayor diferencia es desde el punto de vista organoléptico: las moras blancas tienen sabores menos intensos y un sabor suave, ligeramente a galleta; las moras negras son más intensas, ácidas y ácidas.

Desde el punto de vista nutricional, las diferencias son menores: las moras blancas aportan más fibra, lípidos y carbohidratos en comparación con las moras negras. Por otro lado, las moras negras son ligeramente más ricas en proteínas y bajas en calorías. En términos de micronutrientes, las moras negras tienen una actividad antioxidante más fuerte que las moras blancas. De hecho, un estudio demuestra que las moras negras contienen ligeramente más polifenoles.

Si tu elección debe basarse en la actividad antioxidante, te aconsejamos que optes por la mora negra. Por el contrario, si es por su efecto energizante y estimulante del tránsito intestinal, te recomendamos la mora blanca. De lo contrario, sólo sus preferencias gustativas le guiarán. Para los más indecisos, ¿qué tal combinarlos?

¿Te ayudó este artículo?

  

Nota media: 4.8 ( 36 votos)

Bibliografía

Publicación: Eric Wei ChiangChan. (2020). Componentes fenólicos y propiedades anticancerígenas de las hojas de Morus alba (morera blanca) (n° 18). https://doi.org/10.1016/j.joim.2020.02.006

Publicación: Mohaddese Mahboubi. (2019). Morus alba (morera), un potente compuesto natural en el control de la obesidad. https://doi.org/10.1016/j.phrs.2019.104341

Publicación: Yang S, Wang BL, Li Y. [Avances en el estudio farmacológico de Morus alba L]. Yao Xue Xue Bao. Junio ​​de 2014; 49(6):824-31. Chino. PMID: 25212027.

Publicación: Chan EW, Lye PY, Wong SK. Fitoquímica, farmacología y ensayos clínicos de Morus alba. Chin J Nat Med. 2016 enero;14(1):17-30. doi: 10.3724/SP.J.1009.2016.00017. PMID: 26850343.

Publicación: Yuan Q, Zhao L. La fruta de morera (Morus alba L.): una revisión de los componentes característicos y los beneficios para la salud. J Química agrícola y alimentaria. 6 de diciembre de 2017; 65 (48): 10383-10394. doi: 10.1021/acs.jafc.7b03614. Publicación electrónica del 20 de noviembre de 2017. PMID: 29129054.

Publicación: Calín-Sánchez A, Martínez-Nicolás JJ, Munera-Picazo S, Carbonell-Barrachina AA, Legua P, Hernández F. Compuestos bioactivos y calidad sensorial de moras blancas y negras cultivadas en España. Alimentos vegetales Hum Nutr. Diciembre de 2013;68(4):370-7. doi:10.1007/s11130-013-0382-9. PMID: 23979495.

Publicación: Yang Y, Tan YX, Chen RY, Kang J. La última revisión sobre los polifenoles y sus bioactividades de las plantas chinas Morus. J Asiático Nat Prod Res. 2014;16(6):690-702. doi:10.1080/10286020.2014.923405. Publicación electrónica del 9 de junio de 2014. PMID: 24911924.

Publicación: Wang W, Zu Y, Fu Y, Efferth T. Actividad antioxidante y antimicrobiana in vitro de extractos de hojas, tallos y frutos de Morus alba L.. Soy J Chin Med. 2012;40(2):349-56. doi: 10.1142/S0192415X12500279. PMID: 22419428.

Obra: Laforêt, M. (2014). Superalimentos: Conócelos y cocínalos cada día (Todos bonitos, todos orgánicos - Alternativas) (Edición francesa). ALTERNATIVAS.

Obra: Dufour, A. y Garnier, C. (2019). Mi Biblia de superalimentos saludables. Leduc.S Práctico.