La macadamia es un árbol frutal tropical de la familia Proteaceae. Sus frutos: las nueces de macadamia, son apreciadas por sus sabores sutiles y dulces, cercanos a la mantequilla y de textura cremosa. Las nueces de macadamia son frutos secos: están compuestas principalmente por lípidos. También son los más ricos en energía entre todos los frutos secos. Devuelven energía al cuerpo, ayudándolo a superar períodos intensos y difíciles. Numerosos estudios científicos han demostrado su interés por la alimentación. Particularmente contra patologías cardiovasculares: reducen los niveles de colesterol, limitan la formación de placas ateroscleróticas, disminuyen los marcadores de estrés oxidativo, etc. Esta protección cardiovascular se explica por un perfil lipídico y su riqueza en fibra. Los lípidos y la fibra también influyen en el índice glucémico de las nueces de macadamia: tienen un índice glucémico bajo. Así, ayudan al organismo a armonizar los niveles de azúcar en sangre después de una comida y favorecen la sensación de saciedad. Nombre latino: Macadamia integrifolia Maiden & Betche. Familia botánica: Poteaceae. Parte utilizada: Almendra.

Este artículo fue actualizado el 11/09/2023

Consumo recomendado

Debido a la densidad energética de las nueces de Macadamia y su alto contenido en ácidos grasos poliinsaturados, se definen recomendaciones de consumo diario. Como tratamiento clásico o por placer, una ración de nueces de Macadamia se estima en 15 gramos por día, que son de seis a siete nueces por día.

¿En qué forma?

Para aprovechar al máximo sus beneficios, puedes utilizarlos:

  • Entero
  • A la plancha, tostado
  • En trozos
¿A qué hora del día?

Te aconsejamos utilizarlos durante la(s) siguiente(s) comida(s) para aprovechar al máximo sus beneficios:

  • Desayuno
  • Comida
  • En caso
  • Cena
¿Qué métodos de uso?

Puedes incluirlos en los siguientes preparados para que sean más fáciles de tomar:

  • Postre
  • Yogur, lácteos
  • Aperitivo
  • Plato
  • Sólo
  • Mezclado con otros frutos secos
  • Muesli
Precauciones de uso
  • Alérgeno: Nueces de árbol

Beneficios de la nutrición para la salud

15 g de nueces de macadamia contienen una porción importante de Referencias Nutricionales para la Población (RNP) de los siguientes nutrientes: ⁣⁢‌​​‌‌‍​​‌‌​​‌‍​​​‍​‌​​‌‍​‌‌‌​‍​‍​‌‍‌​‌‌‌​‌​​​​‌‍‍‌Manganeso⁤⁣⁣⁢‍​​‍‍‌‌‌‍‌‍‌‌‍​‌‌‍​​‌‍‌‌​‌‌‌‌‍​‍‌‌‍‍‍​​‌‌​​‌‌‍​‍​Cobre⁤⁣ y ⁣⁢‌‌‌‍​​‌​‌​​‌​‍​​‌‍‍‍​‌​‍​‌​‍‌‌‍​‍‌‌‍​‍​‌​‍​‌‍‍​‍​Vitamina B1⁤⁣. También contienen, en menor medida, Proteínas, Fibra, ⁣⁢​‍‌​‍‍‌‍​‌‌‍​‍‌‌‌​‍‌‍‍‍‌‍​​‍‌‌‍‍‌‌‌​​‍​‍‍​‍‌Potasio⁤⁣, de ⁣⁢‌‍‌​​‍​‍​‍​‍‍‌​​‍‍‍‌‍​​‌‌‍​‍‍‌​‍‍‌‍‍​​​‌‌​‌​‍‍Hierro⁤⁣, de ⁣⁢‍‌‌‌‌‍​‌‌‍‌‍‍‍‍‌​‍‌‍‌‌‍​‌‌‍‌​​‌​‌‍​​‌‌​​‌‍‍‌‍‍​‌‌Fósforo⁤⁣, de ⁣⁢‌‌‍​‍‍‌‍‍‍​​‌‍​‌‌‍‍‌‍‍‍‍​‌​‍‍‌‍‌‌‌​‍​‍​‍​‍​‍‌‌​‍Magnesio⁤⁣, y de la ⁣⁢‌‍‌​​‍‍‌‍‌‍‌‍‌​‌‌‍​‍‌‌‌​​​​‍‍​‌‍​​​‌‌​‌‍‌​​​​​​​‌‌​‌‍‌‍Vitamina B6⁤⁣.

Como tal, las nueces de macadamia pueden complementar tu dieta sana y variada.

⁣⁢‍‍‌‌‍‌​​​​​‌​‌​‍​‌‌‍‍‌​​‍‌​‍‍‌​​‌​‍‍‍‍​‌​‍​‍‌‌‍​​​Metabolismo⁤⁣

Según la Federación de Diabetes, la diabetes se define como un trastorno de la asimilación, utilización y almacenamiento del azúcar. Las nueces de macadamia mejoran el control del azúcar y previenen las complicaciones vasculares de la diabetes. Gracias a sus bajos índices glucémicos (presencia de fibra y lípidos), modulan la absorción de azúcares. En el caso de las complicaciones vasculares, son sus propiedades antioxidantes las que previenen la formación de placas ateroscleróticas. Las nueces de macadamia también modulan los niveles de colesterol: un estudio demuestra que una dieta basada en nueces de macadamia tiene efectos beneficiosos sobre los niveles de colesterol y los niveles de colesterol LDL (colesterol malo).

⁣⁢‍​‍‍​‍‌​‌‌‌‍‍‍‌‍‌‍‌​​​‍‍‌‌​‌‍‌‌‍​‌‌‌‍‍‍‍‍​‍‍‍‍‌‌‌Sistema digestivo⁤⁣

En la mayoría de los casos, el estreñimiento es causado por una dieta baja en fibra (consulte nuestra guía estreñimiento y dieta). Las nueces de macadamia son ricas en fibra: estimulan el tránsito digestivo.

sistema cardiaco

Las nueces de macadamia previenen problemas cardíacos. Son naturalmente bajos en sodio y altos en potasio, lo que ayuda a mantener la presión arterial. Esto se debe a que un aumento de la presión arterial requiere que el corazón bombee sangre con más fuerza. A largo plazo, este esfuerzo extra cansa el corazón. Además, estos frutos secos son ricos en tiamina (vitamina B1). Una deficiencia de vitamina B1 provoca la aparición de beriberi, una patología que puede derivar en una disfunción cardíaca.

Sistema nervioso, bienestar.

Las nueces de macadamia aumentan la vitalidad del organismo. Tienen energía lipídica: incluso una pequeña cantidad es suficiente para proporcionar energía. También encontramos una gran cantidad de micronutrientes que contribuyen a la formación de energía: cobre, hierro, magnesio, fósforo, vitaminas B1, B3 y B6. Entre estos micronutrientes, cuatro resultan especialmente interesantes: el hierro, el magnesio y las vitaminas B3 y B6. De hecho, reducen la sensación de fatiga, lo que aumenta el aumento de energía. Además, el hierro contribuye a las funciones cognitivas, lo que aumenta el interés por estos frutos secos durante los períodos de alta actividad intelectual.

En el aspecto psicológico, las nueces de macadamia no se quedan fuera, la depresión puede estar asociada con trastornos del metabolismo de los neurotransmisores. También a través de estos micronutrientes, a saber, magnesio, cobre y vitaminas B1, B3 y B6, las nueces de macadamia estimulan la síntesis y la activación de ciertos neurotransmisores, lo que ayuda a regular el estado de ánimo.

Cuidado del cuerpo, rostro y cabello.

Con la edad, la producción de melanina disminuye. Este pigmento oscuro le da al cabello su pigmentación y protege la piel del daño solar. Esta caída en la producción explica la aparición de cabellos blancos y una tez más apagada. Las nueces de macadamia estimulan la producción de melanina aportando cobre: ​​el cobre participa en la síntesis de melanina.

Las líneas finas también se beneficiarán de los micronutrientes de las nueces de macadamia. De hecho, el cobre asociado al manganeso contribuye a la formación del tejido conectivo. Este tejido sostiene la piel: la piel parecerá más flexible y firme.

⁣⁢‍‍‍‍‌‌‍​​‍‍‌‍‌‍‌​‍​‍‍​‌‌​‍‌‌​‍‌​‍​‍‍​​​‌‍​‍​‌‍Sistema inmunitario⁤⁣

Las nueces de macadamia participan en la síntesis de histamina (mediadora de reacciones inflamatorias) gracias a la vitamina B6; y células inmunes gracias al cobre. Además, aumentan la resistencia a las infecciones mediante su ingesta de hierro.

Sistema óseo

Las nueces de macadamia contribuyen a la fortaleza del esqueleto. De hecho, el manganeso, el magnesio y el fósforo se almacenan en los huesos. Aunque su importancia es menor que la del calcio: participan en el mantenimiento de los huesos. Al aportar estos minerales, las nueces de macadamia contribuyen a la fortaleza de los huesos, por lo que deben incluirse como parte de una dieta equilibrada.

Sistema circulatorio

Las nueces de macadamia tienen un efecto preventivo sobre la anemia ferropénica (consulte nuestra guía anemia por deficiencia de hierro y dieta.). Son vectores de hierro y vitamina B6. Ambos contribuyen a la formación de glóbulos rojos. Además, junto a ellos encontramos cobre. El cobre participa en el transporte de hierro en el organismo, lo que mejora la biodisponibilidad del hierro.

Propiedades nutricionales

Propiedades principales

  • Protector cardiovascular (ácido oleico, fibra, vitamina B1, potasio): Las nueces de macadamia son ricas en ácidos grasos monoinsaturados (ácido oleico). Este último protege el sistema cardiovascular. Además, las nueces de macadamia son ricas en fibra, por lo que reducen los niveles de colesterol y protegen contra los trastornos lipídicos. En cuanto al corazón, estos frutos secos son ricos en vitamina B1, vitamina encargada de la función cardíaca. Sin olvidar la presión arterial: fuente natural de potasio y bajos en sodio, contribuyen a la prevención de la hipertensión.

  • Antioxidante (cobre, manganeso): numerosos estudios científicos demuestran que el consumo de nueces de Macadamia modifica favorablemente los biomarcadores del estrés oxidativo.

  • Contribuyendo al metabolismo energético. (lípidos, cobre, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, vitamina B1, vitamina B6, vitamina B3): Las nueces de macadamia son las nueces más ricas en energía. Esto se explica por sus altos niveles de lípidos. Los lípidos aportan la mayor cantidad de calorías por 1 g consumido: 9 kcal. Además, existen micronutrientes que contribuyen al metabolismo energético, como: vitamina B6, vitamina B1, fósforo, manganeso, cobre, hierro, magnesio y vitamina B3.

  • Laxante (fibra): las fibras insolubles de las nueces de Macadamia estimulan el tránsito digestivo. En contacto con el agua, este tipo de fibras tienen la particularidad de actuar como esponjas: absorben agua. Este fenómeno, dentro de la luz intestinal, aumenta la masa de las heces, lo que acelera su evacuación.

  • Control de azúcar en sangre (lípidos, fibra, bajo en azúcar): Las nueces de macadamia tienen un índice glucémico bajo. Este índice proviene de las altas concentraciones de lípidos, fibra y una prácticamente ausencia de azúcares simples. Así, las nueces de macadamia reducen la carga glucémica de las comidas. Esto significa que los carbohidratos se absorben más lentamente, lo que ayuda al cuerpo a controlar la ingesta de azúcar.

  • Regulador del apetito (lípidos, fibra, bajo en azúcar): estos nutrientes confieren a las nueces de macadamia un índice glucémico bajo. Por tanto, estimulan la saciedad. El bajo índice glucémico armoniza los niveles de azúcar en sangre posprandial. Los niveles estables de azúcar en sangre son una fuente de saciedad.

Propiedades secundarias

  • Protector de piel (cobre, vitamina B3): Las nueces de macadamia protegen la piel gracias a dos nutrientes. Primero, el cobre estimula la síntesis de melanina. La melanina protege el aparato genético de las células de la piel contra los rayos del sol. Luego con vitamina B3 (niacinamida). Este último suele recomendarse en casos de alteraciones dermatológicas, porque mantiene la hidratación de la piel y las mucosas.

  • Tonico Capilar (cobre): rica en cobre, las nueces de macadamia realzan el color del cabello. El cobre participa en la síntesis de melanina, un pigmento oscuro responsable del color del cabello.

  • Reafirmante (cobre, manganeso): Las nueces de macadamia reducen la aparición de marcas de edad en la piel. Contienen cobre y manganeso que contribuyen a la formación normal de tejidos conectivos. El tejido conectivo sostiene la piel, devolviéndole el volumen y la elasticidad adecuados.

  • Equilibrio emocional (magnesio, cobre, vitamina B1, vitamina B6, vitamina B3): Las nueces de macadamia armonizan la síntesis de neurotransmisores. Esta propiedad la confieren determinados micronutrientes disponibles: cobre, magnesio, vitaminas B1, B3 y B6. Estos contribuyen a la síntesis o metabolismo de diferentes neurotransmisores. Los neurotransmisores son mensajeros de la conducción nerviosa. Cada neurotransmisor tiene su propio “mensaje” que modula la excitación o inhibición de una neurona, todo ello modula las emociones.

  • Remineralizante (magnesio, fósforo, manganeso): Las nueces de macadamia ofrecen una variedad de minerales, como magnesio, fósforo y manganeso. Todos se almacenan en el esqueleto, lo que contribuye a su mantenimiento.

  • Antianémico (hierro, cobre, vitamina B6): Las nueces de macadamia contribuyen a la eritropoyesis. Este mecanismo da como resultado la formación de glóbulos rojos. Requiere ciertos nutrientes, como hierro y vitamina B6. Gracias a su aporte de cobre, las nueces de Macadamia mejoran la biodisponibilidad del hierro.

  • Inmunomodulador (cobre, hierro, vitamina B6): Las nueces de macadamia participan en la síntesis de las células inmunitarias mediante la presencia de cobre y vitamina B6: nutrientes inmunomoduladores. Además, luchan contra la deficiencia de hierro. Esta deficiencia reduce la resistencia a las infecciones.

Valores nutricionales

Elementos nutricionales por 100g por 15g % de CDR* por 100 g % de CDR* por 15 g
Energía (Kcal) 758 114 38 6
Energía (Kj) 3172 476 386 6
Lípidos (g) 75.8 11.37 108 16
Ácidos grasos saturados (g) 11.8 1.77 59 9
Ácidos grasos monoinsaturados (g) 58.8 8.82
Ácidos grasos poliinsaturados (g) 1.48 0.22
Carbohidratos (g) 5.22 0.78 2 0
Incluyendo azúcares (g) 4.24 0.63 5 1
Incluyendo almidón (g) 0.98 0.14
Fibra dietética (g) 8.6 1.29
Proteína (g) 9.33 1.39 19 3
Sal (gramos) 0.01 0 0 0
Vitamina B1 (mg) 1.2 0.18 109 16
Vitamina B2 (mg) 0.16 0.02 11 2
Vitamina B3 (mg) 2.47 0.37 15 2
Vitamina B5 (mg) 0.76 0.11 13 2
Vitamina B6 (mg) 0.28 0.04 20 3
Vitamina B9 (μg) 11 1.65 6 1
Vitamina B12 (μg) 0 0 0 0
Vitamina C (mg) 1.2 0.18 2 0
Vitamina E (mg) 0.54 0.08 5 1
Calcio (mg) 85 12.75 11 2
Cobre (mg) 0.76 0.11 76 11
Hierro (mg) 3.69 0.55 26 4
Yodo (μg) 2 0.3 1 0
Magnesio (mg) 130 19.5 35 5
Manganeso (mg) 4.13 0.61 207 31
Fósforo (mg) 188 28.2 27 4
Potasio (mg) 368 55.2 18 3
Zinc (mg) 1.3 0.19 13 2

*Cantidad diaria recomendada

Conozca más sobre la planta: Macadamia

La macadamia es un gran árbol exótico perteneciente a la familia Proteaceae. Es originaria de las selvas tropicales del este de Australia, de ahí su segundo nombre: nuez de Queensland. Es un árbol frutal de gran tamaño, que alcanza los 15 metros de altura. Las hojas tienen un color verde oscuro con forma alargada. La inflorescencia de Macadamia forma un largo racimo de alrededor de 200 flores blanquecinas. Frutos de macadamia: Las nueces de macadamia están encerradas en una cáscara muy sólida y resistente. La macadamia crece lentamente y no tolera el frío. Se cultiva en Australia, Hawaii y California por sus frutos, su madera y su aspecto decorativo.

¿Te ayudó este artículo?

  

Nota media: 4.8 ( 108 votos)

Bibliografía

Publicación: Tu XH, Wu BF, Xie Y, Xu SL, Wu ZY, Lv X, Wei F, Du LQ, Chen H. Un estudio exhaustivo de nueces de macadamia crudas y tostadas: perfil lipídico, propiedades fisicoquímicas, nutricionales y sensoriales. Ciencia de los alimentos Nutrición. 27 de enero de 2021; 9 (3): 1688-1697. doi:10.1002/fsn3.2143. PMID: 33747479; PMCID: PMC7958573.

Publicación: Garg ML, Blake RJ, Wills RB, Clayton EH. El consumo de nueces de macadamia modula favorablemente los factores de riesgo de enfermedad arterial coronaria en sujetos hipercolesterolémicos. Lípidos. Junio ​​de 2007; 42(6):583-7. doi:10.1007/s11745-007-3042-8. Publicación electrónica del 17 de abril de 2007. PMID: 17437143.

Publicación: Hong MY, Groven S, Marx A, Rasmussen C, Beidler J. Efectos antiinflamatorios, antioxidantes e hipolipemiantes de frutos secos mixtos en ratas alimentadas con dieta aterogénica. Moléculas. 29 de noviembre de 2018;23(12):3126. doi:10.3390/moléculas23123126. PMID: 30501043; PMCID: PMC6321097.

Publicación: Curb JD, Wergowske G, Dobbs JC, Abbott RD, Huang B. Efectos de los lípidos séricos de una dieta rica en grasas monoinsaturadas basada en nueces de macadamia. Médico Interno del Arco. 24 de abril de 2000; 160 (8): 1154-8. doi: 10.1001/archinte.160.8.1154. PMID: 10789609.

Sitio web : Semillas de macadamia de nuez de Queensland (Macadamia integrifolia). (2019). Etnoplantas. https://www.ethnoplants.com/fr/graines-plantes-tropicales-exotiques/211-macadamia-integrifolia-macadamier-graines.html

Artículos relacionados