La planta Physalis pertenece a la familia de las Solanáceas. Es muy utilizado por sus propiedades terapéuticas. También apreciamos su baya, que lleva el mismo nombre, Physalis. Encerrado en su estuche de pan de oro, aporta encanto a las decoraciones pasteleras. Nuestras papilas gustativas también salivan, su sabor cercano al de la piña, con su sabor agridulce aporta vitalidad y color a los platos. Los Physalis secos están llenos de micronutrientes esenciales para nuestra salud. Por ejemplo, el manganeso y el potasio participan en la contracción muscular. También encontramos vitamina C, que nos permite beneficiarnos mejor del hierro no hemo que contienen. Nombre latino: Physalis peruviana. Familia botánica: Solanáceas. Parte utilizada: Frutas.

Consumo recomendado

Physalis seco es un fruto seco. Por tanto contiene más azúcar que el Physalis fresco, las recomendaciones de consumo diario están definidas. Como tratamiento clásico o por placer, una porción de Physalis seco se estima entre 20 y 30 g por día, por la noche unas veinte Physalis secas.

¿En qué forma?

Para aprovechar al máximo sus beneficios, puedes utilizarlos:

  • Entero
¿A qué hora del día?

Te aconsejamos utilizarlos durante la(s) siguiente(s) comida(s) para aprovechar al máximo sus beneficios:

  • Desayuno
  • Comida
  • En caso
  • Cena
¿Qué métodos de uso?

Puedes incluirlos en los siguientes preparados para que sean más fáciles de tomar:

  • Postre
  • Yogur, lácteos
  • Sólo
  • Mezclado con otros frutos secos
Precauciones de uso
  • Physalis contiene un ingrediente activo llamado Physaline. Este ingrediente activo sería abortivo en altas concentraciones. Como precaución, recomendamos que las mujeres embarazadas no se excedan con Physalis seco.

Beneficios de la nutrición para la salud

25 g de Physalis deshidratado contienen una porción importante de las Referencias Nutricionales para la Población (RNP) de los siguientes nutrientes: ⁣⁢​‍‌​‍‍‌‍​‌‌‍​‍‌‌‌​‍‌‍‍‍‌‍​​‍‌‌‍‍‌‌‌​​‍​‍‍​‍‌Potasio⁤⁣⁣⁢​​‍‍‍‍‌​‌​‍‍‌​‍​‍‍‍​‍​‌‍‍​‍‍‌‌‍‌‍​‌‍‍‌‍​‌​Vitamina A y ⁣⁢‌​​‌‌‍​​‌‌​​‌‍​​​‍​‌​​‌‍​‌‌‌​‍​‍​‌‍‌​‌‌‌​‌​​​​‌‍‍‌Manganeso⁤⁣. También contienen, en menor medida, ⁣⁢‌‍‌​​‍​‍​‍​‍‍‌​​‍‍‍‌‍​​‌‌‍​‍‍‌​‍‍‌‍‍​​​‌‌​‌​‍‍Hierro⁤⁣, de ⁣⁢‌‌‍​‍‍‌‍‍‍​​‌‍​‌‌‍‍‌‍‍‍‍​‌​‍‍‌‍‌‌‌​‍​‍​‍​‍​‍‌‌​‍Magnesio⁤⁣, de ⁣⁢‍‌‌‌‌‍​‌‌‍‌‍‍‍‍‌​‍‌‍‌‌‍​‌‌‍‌​​‌​‌‍​​‌‌​​‌‍‍‌‍‍​‌‌Fósforo⁤⁣, de ⁣⁢‍​‌‍​‍‍‌​​‌‍‍‌‍‌‍​​‍‍‌​‍‌‌​‍‍‌‍‍‌‌‍​‍​‌​‌​‍‍​‌​‍‌‍Zinc⁤⁣, de la ⁣⁢​‍​​​‍‍‌‌‍‍​‌​‍‍​‍‌‍‍‌​‌​‍‌‌‍‌‌​‍​‍‌‌‍‍‍‌‌​​‍‍‍‍​‌Vitamina B3⁤⁣ y de la ⁣⁢‍‍‍‌‍​‌​‌‍​‍‌‍‍‌‍‍​‍‍‌‍‌‍‌​‍​​‌‍​‌​​​‌​‍‍‌‌‍​‍‌​‍​​Vitamina C⁤⁣.

Como tal, physalis seco puede complementar tu dieta sana y variada.

⁣⁢‍‍‌‌‍‌​​​​​‌​‌​‍​‌‌‍‍‌​​‍‌​‍‍‌​​‌​‍‍‍‍​‌​‍​‍‌‌‍​​​Metabolismo⁤⁣

Physalis seco reduce la prevalencia de trastornos cardiovasculares. De hecho, gracias a la vitamina C, estas bayas son antioxidantes. Además, contribuyen a la reducción de los niveles de colesterol. Como resultado, los Physalis secos ayudan a prevenir los efectos nocivos del estrés oxidativo y el exceso de colesterol, al integrarse en una dieta variada y equilibrada.

⁣⁢‍​‍‍​‍‌​‌‌‌‍‍‍‌‍‌‍‌​​​‍‍‌‌​‌‍‌‌‍​‌‌‌‍‍‍‍‍​‍‍‍‍‌‌‌Sistema digestivo⁤⁣

Una dieta desequilibrada es una de las principales causas de ralentización del tránsito digestivo. De hecho, una ingesta insuficiente de fibra provoca estreñimiento (consulte nuestra guía sobre estreñimiento y dieta). Dada su riqueza en fibra, los Physalis secos previenen y luchan contra los trastornos del tránsito digestivo.

Insectos, plagas y parásitos.

Physalis seco contiene ciertos whitanólidos. Estos tienden a repeler insectos.

sistema cardiaco

Una dieta rica en sal promueve la presión arterial alta. Los Physalis secos son naturalmente bajos en sal: no contribuyen a la ingesta de sodio. Por el contrario, son ricas en potasio, este último regula la fuerza de contracción cardíaca y presenta un efecto hipotensor.

Músculos y articulaciones

Los tendones y ligamentos son tejidos conectivos densos. Hay predominio de fibras de colágeno que las hacen resistentes. Physalis aporta vitamina C. Esta última interviene en la formación de colágeno. Además, el manganeso contribuye a la formación de tejidos conectivos. Por lo tanto, Physalis seco promueve la fuerza de las articulaciones.

Los músculos también se benefician de los micronutrientes presentes en Physalis. En caso de rotura de fibras musculares, es necesaria una ingesta suficiente de proteínas. Physalis apoya la reconstrucción muscular gracias al magnesio y al zinc. Estos dos nutrientes contribuyen a la proteogénesis. El physalis seco también reduce los trastornos de la contracción muscular gracias al potasio y al magnesio (consulte nuestra guía calambres musculares y dieta). Se recomienda una dieta que contenga potasio y magnesio para los trastornos de las contracciones.

Sistema nervioso, bienestar.

Los Physalis secos son frutos secos, esto significa que sus macronutrientes (vectores energéticos) están concentrados. Por tanto, contribuyen al aporte energético. Además, el magnesio, el manganeso, el hierro, el fósforo, el zinc y las vitaminas C y B3 contribuyen a la formación de energía (ATP). Este aporte energético es fundamental para el funcionamiento del organismo: es su combustible. Physalis incluso estimula el organismo ya que el magnesio, el hierro y las vitaminas B3 y C reducen la fatiga.

En cuanto a las capacidades intelectuales, el Physalis seco combate las carencias de zinc y hierro. Estas deficiencias reducen el rendimiento cognitivo. Por último, el Physalis seco equilibra el sistema nervioso participando en la producción normal de neurotransmisores (propiedad que confieren el magnesio y las vitaminas B3 y C), y en la transmisión de mensajes nerviosos (gracias al potasio).

  • ⁣⁢‍‌‌‍‍‍‍​‌‍​‌‌‌‌‍‍‌‌‍​‌‍‌​‍​​‍‌‌‌‍​‍‌‌​‌​‍‍​‍​​‍​Cansancio⁤⁣

  • Astenia

  • Fatiga severa

  • Disminución del rendimiento intelectual.

  • Trastornos del estado de ánimo

sistema ocular

Una deficiencia de zinc o vitamina A daña gravemente la visión. Las consecuencias van en aumento: pérdida de visión, pérdida de visión nocturna y finalmente ceguera. Por tanto, un aporte adecuado de zinc y vitamina A previene las enfermedades oculares. Physalis contribuye al mantenimiento de la visión, porque contiene zinc y está lleno de vitamina A.

Como parte de un estilo de vida saludable, Physalis seco puede ayudar a prevenir los siguientes trastornos:

Sistema circulatorio

Una deficiencia de hierro puede provocar anemia por deficiencia de hierro (consulte nuestra guía dieta y anemia por deficiencia de hierro.). Los Physalis secos son una fuente de hierro. Además, el hierro y la vitamina A mejoran la biodisponibilidad del hierro de Physalis. Además, el Physalis seco contribuye a la salud vascular, mediante la síntesis de colágeno permitida por la vitamina C. El colágeno es un componente de los vasos sanguíneos.

Cuidado del cuerpo, rostro y cabello.

Los Physalis secos son interesantes para pieles maduras y propensas al acné. Para empezar, con la edad la síntesis de colágeno disminuye. Esta reducción hace que la piel sea menos firme. Los Physalis secos estimulan la producción de colágeno, gracias a la vitamina C. Además, tienen un poder suavizante gracias a la presencia de vitamina A. En cuanto al acné, el dúo zinc y niacinamida (vitamina B3) de Physalis estimulan la renovación de la piel y reducen la apariencia de poros e imperfecciones.

⁣⁢‍‍‍‍‌‌‍​​‍‍‌‍‌‍‌​‍​‍‍​‌‌​‍‌‌​‍‌​‍​‍‍​​​‌‍​‍​‌‍Sistema inmunitario⁤⁣

La dieta modula el funcionamiento del sistema inmunológico. Una ingesta insatisfactoria de zinc o hierro reduce la resistencia a las infecciones y provoca deficiencias inmunitarias. Una ingesta satisfactoria de vitamina C y vitamina A estimula las funciones inmunes. Physalis seco aporta estos cuatro nutrientes: hierro, zinc, vitamina A y vitamina C.

Sistema óseo

Los trastornos óseos (fractura, desmineralización) pueden ir acompañados de Physalis seco. De hecho, el hueso requiere proteínas (principalmente colágeno) y minerales para su reconstrucción. Physalis estimula la síntesis de proteínas con magnesio y zinc. También participan en la formación de colágeno con vitamina C. En cuanto a los minerales, Physalis contiene magnesio y fósforo. Finalmente, gracias al manganeso y al zinc, estimulan la actividad de las enzimas encargadas de la remodelación ósea. Tenga en cuenta que el colágeno es una proteína importante para el cartílago. Siempre gracias a esta vitamina C, Physalis ayuda en la recuperación de los trastornos del cartílago.

Propiedades nutricionales

Propiedades principales

  • Hipocolesterolémico (fibra, fitosterol): los Physalis secos son ricos en fibra y fitosterol. Estos compuestos disminuyen la absorción del colesterol de los alimentos.

  • Contribuyendo al metabolismo energético. (carbohidratos, magnesio, hierro, zinc, vitamina C, vitamina B3, manganeso): los vectores de carbohidratos, Physalis secos contribuyen al aporte energético diario. Los carbohidratos son los macronutrientes de referencia que el organismo puede obtener del organismo. Antes de obtener energía es necesario descomponer los macronutrientes. Esto requiere la acción de enzimas y cofactores enzimáticos (que contribuyen a la actividad de las enzimas) que son micronutrientes. Algunos están disponibles en Physalis seco: zinc, magnesio, manganeso, vitamina C, vitamina B3 y fósforo.

  • Antioxidante (manganeso, zinc, vitamina C): Physalis seco contiene micronutrientes antioxidantes. El manganeso y el zinc activan la superóxido dismutasa, una enzima que neutraliza los radicales libres. La vitamina C neutraliza directamente los radicales libres y regenera la vitamina E, también antioxidante.

  • Laxante (fibra): Los Physalis secos son concentrados de fibra. Las fibras tienen la propiedad de hincharse al contacto con el agua. Dentro del tracto digestivo, aumentarán la masa de las heces, lo que provocará una aceleración del tránsito.

  • Anti-inflamatoria (whitanolida): los whitenolides de Physalis secos inhiben la producción de citocinas inflamatorias. Así, tendrían actividad antiinflamatoria.

  • Anti-insectos (whitanolida): las whitanolidas E y la 4b-hidroxiwithanolida E se purificaron en Physalis. Parece que mantienen alejados a los insectos.

Propiedades secundarias

  • Fotoprotector (zinc, vitamina A): dos nutrientes son necesarios para la salud ocular: el zinc y la vitamina A. El Physalis seco aporta estos dos nutrientes. La vitamina A también está muy bien representada en el Physalis seco: un puñado de Physalis seco cubre más de la mitad de las necesidades diarias de vitamina A. El zinc y la vitamina A son esenciales para el funcionamiento de las células fotorreceptoras de los ojos. Además, el zinc mejora la biodisponibilidad de la vitamina A participando en su metabolismo.

  • Antianémico (hierro, vitamina A, vitamina C): Physalis seco ayuda a prevenir la anemia ferropénica. De hecho, estos últimos son fuente de hierro no hemo. El cuerpo absorbe mal el hierro no hemo. Sin embargo, la presencia de vitamina C mejora la absorción del hierro. Por último, son ricos en vitamina A: la vitamina A contribuye al metabolismo del hierro.

  • Reequilibrio nervioso (potasio): las transferencias de potasio a través de las neuronas permiten la transmisión de los impulsos nerviosos. Physalis son ricos en potasio, lo que les permite contribuir al funcionamiento del sistema nervioso.

  • Regeneración de la piel (vitamina B3, vitamina A, zinc): Physalis seco ofrece vitamina B3 (niacinamida) y zinc: forman la combinación ganadora para reducir la apariencia de imperfecciones de la piel.

  • Reafirmante (vitamina C, vitamina A): los Physalis secos son una fuente de vitamina C y extremadamente ricos en vitamina A. Este dúo de vitaminas es ideal para reducir la aparición de arrugas. La vitamina A previene la flacidez de la piel. La vitamina C corrige la producción de colágeno, aumentando la firmeza de la piel.

  • Participando en el funcionamiento muscular. (magnesio, potasio, zinc): los Physalis secos estimulan la construcción muscular gracias al zinc y al magnesio, esto se llama proteogénesis. Además, el magnesio asociado al potasio participa en la contracción muscular. El potasio transmite información de contracción. El magnesio participa en la relajación muscular.

  • Hipotenso (sodio, potasio): el Physalis seco aporta mucho potasio y muy poco sodio. Esta combinación es un factor favorable para mantener normal la presión arterial.

  • Inmunomodulador (zinc, hierro, vitamina A, vitamina C): los Physalis secos intervienen en el sistema inmunológico de dos maneras principales: luchando contra las deficiencias y participando en el funcionamiento de las células inmunitarias. En primer lugar, una deficiencia de zinc o hierro conduce a una inmunodeficiencia. Finalmente, las vitaminas C y A participan en la formación y funcionamiento de los glóbulos blancos (células inmunitarias).

  • Protector del sistema osteoarticular (vitamina C, manganeso): los Physalis secos participan en la síntesis de colágeno gracias a la vitamina C. El colágeno forma la estructura proteica del hueso y participa en la hidratación y resistencia del cartílago. Además, los Physalis secos son ricos en manganeso. El manganeso participa en la formación del tejido conectivo. Existen varios tipos de tejidos conectivos, incluido el tejido conectivo denso representado por tendones y ligamentos; o tejido conectivo especializado, representado por tejidos cartilaginosos y óseos.

  • Remineralizante (magnesio, manganeso, fósforo, zinc): los Physalis secos están llenos de minerales. Estos se unen al esqueleto y contribuyen a su fuerza. Además, el zinc y el manganeso, también presentes en el Physalis seco, modulan la actividad de las enzimas implicadas en la síntesis de la estructura ósea.

Valores nutricionales

Elementos nutricionales por 100g por 25g % de CDR* por 100 g % de CDR* por 25 g
Energía (Kcal) 286 71 14 4
Energía (Kj) 1197 299 14 4
Lípidos (g) 3.57 0.9 5 1
Ácidos grasos saturados (g) 0 0 0 0
Carbohidratos (g) 60.7 15.2 23 6
Incluyendo azúcares (g) 39.3 9.8 44 11
Fibra (g) 17.9 4.5
Proteína (g) 7.1 0.75 6 2
Sal (gramos) 0.01 0 0 0
Vitamina A (μg) 1608 402 201 50
Vitamina B3 (mg) 2.86 0.7 18 4
Vitamina C (mg) 21.4 5.4 27 7
Hierro (mg) 3.86 1 28 7
Magnesio (mg) 100 25 27 7
Manganeso (mg) 1 0.3 50 13
Fósforo (mg) 214 53.5 31 8
Potasio (mg) 2140 535 107 27
Zinc (mg) 1.61 0.4 16 4

*Cantidad diaria recomendada

Conozca más sobre la planta: Physalis

Physalis es una planta perteneciente a la familia Solanaceae. Este pequeño arbusto mide menos de 2 m de altura y le encanta el sol. En verano se cubre de hermosas flores amarillas y negras. Las flores evolucionan con las estaciones: sus cálices se hinchan y crecen formando una linterna. En su interior, que representa el bulbo, en otoño crece el fruto: Physalis. Esta pequeña baya de color naranja está encerrada en una jaula de hojas de naranja. Lo suficiente como para dejar espacio a la imaginación para encontrar apodos para Physalis: amor enjaulado, farolillo chino, cereza molida, baya dorada, cereza piña, cereza judía... Sobre todo porque estos nombres también varían según su origen: bahía de los Incas, Uchuva, gallo peruano, aguaymanto (por su nombre en español)...

Apreciamos la planta Physalis por su fruto que se come fresco, seco, en mermelada o por su aspecto decorativo. Se originó en América, antes de extenderse por todo el mundo. Physalis (planta) está incluida en muchos tratados medicinales: la planta se considera diurética (por su cáliz que se asemeja a una vejiga), se utiliza para combatir la retención de agua, o en caso de infarto, gota o cálculos renales. Ojo, esta planta de la esfera urinaria debe estar madura: porque su follaje y frutos inmaduros (que no tienen este color dorado) son tóxicos.

Volver a Whitanolides

Las whitanólidos son compuestos bioactivos presentes principalmente en algunos géneros de plantas de la familia Solanaceae. En esta gran familia encontramos Physalis, tomates, patatas, berenjenas, tabaco e incluso bayas de goji. (Tenga en cuenta que todavía no se ha encontrado whitanolida en el tabaco). No sabemos por qué estas plantas los hacen, al parecer es para ahuyentar a larvas y herbívoros. Este grupo reúne más de 300 whitanólidos, que tras ciertos estudios científicos, muestran algunas propiedades beneficiosas dentro del organismo.

¿Te ayudó este artículo?

  

Nota media: 4.9 ( 37 votos)

Bibliografía

Publicación: Huang M, He JX, Hu HX, Zhang K, Wang XN, Zhao BB, Lou HX, Ren DM, Shen T. Withanolidos del género Physalis: una revisión de sus aspectos fitoquímicos y farmacológicos. J Pharm Pharmacol. Mayo de 2020; 72 (5): 649-669. doi:10.1111/jphp.13209. Publicación electrónica del 11 de diciembre de 2019. PMID: 31826333.

Publicación: Kasali FM, Tusiimire J, Kadima JN, Tolo CU, Weisheit A, Agaba AG. Usos etnoterapéuticos y composición fitoquímica de Physalis peruviana L.: una visión general. Revista científica mundial. 2021 11 de octubre; 2021:5212348. doi:10.1155/2021/5212348. PMID: 34671227; PMCID: PMC8523295.

Publicación: Shenstone E, Lippman Z, Van Eck J. Una revisión de las propiedades nutricionales y los beneficios para la salud de las especies de Physalis. Alimentos vegetales Hum Nutr. 2020 septiembre;75(3):316-325. doi:10.1007/s11130-020-00821-3. PMID: 32385801.

Obra: Pouyat-Leclère, J. (2013). Guía de alimentos antioxidantes. Ediciones Thierry Souccar y La Nutrition.fr

Sitio web : Todo lo que necesitas saber sobre el physalis. (Dakota del Norte). Interfel. https://www.lesfruitsetlegumesfrais.com/fruits-legumes/fruits-exotiques-et-tropicaux/Physalis/tout-savoir-sur-le-Physalis