El cáñamo es una planta de la familia Cannabinaceae. Originaria de Asia Central, esta planta es uno de los cultivos más antiguos de la humanidad. La planta de Cáñamo se utiliza habitualmente con fines industriales: industria textil, construcción, industria del plástico, etc. Desde que se conocieron sus beneficios nutricionales, el cáñamo ha experimentado un renovado interés. De hecho, las semillas, o mejor dicho, los aquenios del cáñamo, están llenos de beneficios. Aunque carecen de THC y CBD, sí contienen magnesio. Este último les confiere sus propiedades relajantes. También sorprende el perfil lipídico de las semillas de cáñamo: ricas en omega-3, tienen una excelente relación omega-6/omega-3 (estimada en 3,7). Hipocolesterolemiante, hipotrigliceridémica, antioxidante, remineralizante... tantas propiedades terapéuticas que fácilmente hacen que las semillas de cáñamo se ubiquen en la nutrición saludable. Nombre latino: Cannabis sativa L. Familia botánica: Cannabinaceae. Parte utilizada: Semilla.

Consumo recomendado

Debido a la densidad energética de las semillas de Cáñamo y su alto contenido en ácidos grasos poliinsaturados, se definen recomendaciones de consumo diario:

  • por diversión : 15 g de semillas de cáñamo por día, es decir, de 4 a 5 cucharaditas por día.

  • en tratamiento: 50 g de semillas de cáñamo por día, o 15 cucharaditas, durante tres semanas. Debido a su alto contenido en fibra, se recomienda aumentar las dosis gradualmente. 

¿En qué forma?

Para aprovechar al máximo sus beneficios, puedes utilizarlos:

  • Entero
  • A la plancha, tostado
  • Molido, triturado
¿A qué hora del día?

Te aconsejamos utilizarlos durante la(s) siguiente(s) comida(s) para aprovechar al máximo sus beneficios:

  • Comida
  • Cena
¿Qué métodos de uso?

Puedes incluirlos en los siguientes preparados para que sean más fáciles de tomar:

  • Ensalada
  • Sopa
  • Postre
  • Yogur, lácteos
  • Aperitivo
  • Plato
Precauciones de uso
  • En caso de diverticulosis, no se recomiendan las semillas de cáñamo enteras.

  • Alérgeno: trazas de gluten.

Beneficios de la nutrición para la salud

15 g de semillas de cáñamo contienen una porción importante de Referencias Nutricionales para la Población (RNP) de los siguientes nutrientes: Fibra, ⁣⁢‌‌‌​​​‍​‍‍‌‍​‌‍‍‍‌​​‌​​‍‍​‍‍‍​‌‍‌​​‍‍‌​‌​Calcio⁤⁣, ⁣⁢‍​​‍‍‌‌‌‍‌‍‌‌‍​‌‌‍​​‌‍‌‌​‌‌‌‌‍​‍‌‌‍‍‍​​‌‌​​‌‌‍​‍​Cobre⁤⁣, ⁣⁢‌‌‍​‍‍‌‍‍‍​​‌‍​‌‌‍‍‌‍‍‍‍​‌​‍‍‌‍‌‌‌​‍​‍​‍​‍​‍‌‌​‍Magnesio⁤⁣⁣⁢‌​​‌‌‍​​‌‌​​‌‍​​​‍​‌​​‌‍​‌‌‌​‍​‍​‌‍‌​‌‌‌​‌​​​​‌‍‍‌Manganeso⁤⁣ y ⁣⁢‍‌‌‌‌‍​‌‌‍‌‍‍‍‍‌​‍‌‍‌‌‍​‌‌‍‌​​‌​‌‍​​‌‌​​‌‍‍‌‍‍​‌‌Fósforo⁤⁣. También contienen, en menor medida, proteínas, ⁣⁢‌‍‌​​‍​‍​‍​‍‍‌​​‍‍‍‌‍​​‌‌‍​‍‍‌​‍‍‌‍‍​​​‌‌​‌​‍‍Hierro⁤⁣, de ⁣⁢​‍‌​‍‍‌‍​‌‌‍​‍‌‌‌​‍‌‍‍‍‌‍​​‍‌‌‍‍‌‌‌​​‍​‍‍​‍‌Potasio⁤⁣, de ⁣⁢‍​‌‍​‍‍‌​​‌‍‍‌‍‌‍​​‍‍‌​‍‌‌​‍‍‌‍‍‌‌‍​‍​‌​‌​‍‍​‌​‍‌‍Zinc⁤⁣, de la ⁣⁢‌‌‌‍​​‌​‌​​‌​‍​​‌‍‍‍​‌​‍​‌​‍‌‌‍​‍‌‌‍​‍​‌​‍​‌‍‍​‍​Vitamina B1⁤⁣, de la ⁣⁢​‍​​​‍‍‌‌‍‍​‌​‍‍​‍‌‍‍‌​‌​‍‌‌‍‌‌​‍​‍‌‌‍‍‍‌‌​​‍‍‍‍​‌Vitamina B3⁤⁣ y de la ⁣⁢‌​‍​‍‍​​‍​‌‍​‌‍​‍‍‌‍‍​​‌‌‍‍‌​‌‌​‍​‌​‌‌‌‍​​‍‍​‍‌Vitamina B9⁤⁣.

Como tal, las semillas de cáñamo pueden complementar tu dieta sana y variada.

⁣⁢‍‍‌‌‍‌​​​​​‌​‌​‍​‌‌‍‍‌​​‍‌​‍‍‌​​‌​‍‍‍‍​‌​‍​‍‌‌‍​​​Metabolismo⁤⁣

Ricas en fibra, proteínas, lípidos y bajas en azúcar, las semillas de cáñamo son perfectas para combatir la hiperglucemia. De hecho, esta mezcla les aporta una baja carga glucémica. Como resultado, previenen todas las enfermedades relacionadas con la hiperglucemia repetitiva: diabetes, obesidad, sobrepeso, retinopatía, enfermedades renales, etc.

En cuanto a los trastornos lipídicos, las semillas de cáñamo aumentan el colesterol HDL (colesterol bueno). El colesterol HDL es un marcador protector de patologías cardiovasculares. Además, reducen el colesterol LDL (colesterol malo), la trigliceridemia y el riesgo de oxidación del colesterol: factor predictivo de aterosclerosis.

Sistema nervioso, bienestar.

El cuerpo produce continuamente energía llamada ATP para permitir que las células funcionen. Esta producción de energía es posible gracias a los macronutrientes, como los lípidos. Los lípidos son los macronutrientes con mayor densidad energética. La mitad de la composición nutricional de las semillas de cáñamo está representada por lípidos.

La síntesis de energía también requiere micronutrientes que actúan como cofactores enzimáticos. Estas sustancias son necesarias para mantener la estructura de las enzimas. Estos micronutrientes incluyen hierro y magnesio, ambos presentes en grandes cantidades en las semillas de cáñamo. Además, el hierro y el magnesio reducen la sensación de fatiga.

El cerebro también se beneficia del hierro para funcionar con normalidad. Dado que una deficiencia de hierro provoca una disminución del rendimiento intelectual.

Sistema genitourinario

Se recomienda una dieta a base de alimentos antiinflamatorios en casos de síndrome premenstrual doloroso. Las semillas de cáñamo están llenas de ácido alfa-linolénico (omega-3): éste inhibe la producción de compuestos inflamatorios (prostaglandinas).

Por tanto, las semillas de cáñamo pueden incluirse en una dieta variada y equilibrada para prevenir las siguientes dolencias. Evidentemente, estas patologías requieren seguimiento y tratamiento médico, pero la alimentación es un apoyo a tener en cuenta para mantener una buena salud.

⁣⁢‍‍‍‍‌‌‍​​‍‍‌‍‌‍‌​‍​‍‍​‌‌​‍‌‌​‍‌​‍​‍‍​​​‌‍​‍​‌‍Sistema inmunitario⁤⁣

Gracias a la presencia de Edestina, las semillas de cáñamo contribuyen a la producción de células inmunitarias. Edestina es una globulina vegetal. Es un precursor de las inmunoglobulinas: los anticuerpos. Los anticuerpos neutralizan los patógenos. Por otro lado, las semillas de cáñamo contribuyen a la ingesta de hierro, un oligoelemento esencial para el funcionamiento de los glóbulos blancos.

Así, las semillas de Cáñamo pueden formar parte de una dieta variada y equilibrada para mantener el sistema inmunológico.

Músculos y articulaciones

Las semillas de cáñamo participan en la construcción y reconstrucción de las fibras musculares. Las semillas de cáñamo aportan proteínas vegetales y magnesio que favorecen la síntesis de proteínas. Los trastornos de la contracción muscular pueden deberse a una deficiencia de magnesio y potasio. Las semillas de cáñamo son extremadamente ricas en magnesio y potasio, luchan contra estas deficiencias restableciendo la función muscular a la normalidad (consulte nuestra guía calambres musculares y dieta).

⁣⁢‍​‍‍​‍‌​‌‌‌‍‍‍‌‍‌‍‌​​​‍‍‌‌​‌‍‌‌‍​‌‌‌‍‍‍‍‍​‍‍‍‍‌‌‌Sistema digestivo⁤⁣

Las semillas de cáñamo se componen en gran medida de fibra insoluble. Este tipo de fibra acelera el tránsito intestinal (consulte nuestra guía estreñimiento y dieta). Así, las semillas de Cáñamo luchan contra los trastornos del tránsito digestivo, por lo que deben integrarse, evidentemente, en una dieta variada y equilibrada.

Sistema óseo

Las semillas de cáñamo son vectores de magnesio, fósforo y proteínas. Los tres últimos contribuyen a la fortaleza ósea, promoviendo la mineralización y la fortaleza ósea (consulte nuestra guía osteoporosis y dieta).

Sistema bucal

Las semillas de cáñamo protegen los dientes, ya que aportan fósforo y magnesio. Estos micronutrientes contribuyen a la mineralización del esmalte dental. Sin mencionar que las semillas de cáñamo son bajas en azúcar. No contribuyen a la actividad cariogénica de las bacterias bucales.

Niños y bebés

El crecimiento implica inevitablemente sucesivas divisiones celulares. El correcto funcionamiento del proceso de división celular requiere una ingesta dietética óptima de hierro y magnesio. Al aportar estos minerales, las semillas de cáñamo contribuyen al proceso de división celular. Como parte de una dieta variada y equilibrada, los nutrientes de las semillas de cáñamo favorecen el crecimiento.

Propiedades nutricionales

Propiedades principales

  • Antiaterogénico (omega-3, vitamina E, fitonutriente): Las semillas de cáñamo están llenas de omega-3. El omega-3 es verdaderamente esencial en la protección cardiovascular: favorece la fluidez de la sangre y limita la inflamación de las arterias. El conjunto permite actuar preventiva y curativamente sobre las placas ateroscleróticas. Recuerda que la proporción omega-6/omega-3 es excelente en las semillas de cáñamo, un índice importante para asegurar una buena salud. Finalmente, los antioxidantes de las semillas de cáñamo previenen la oxidación del colesterol.

  • Regulador del tránsito intestinal (fibra): en el intestino, las fibras de las semillas de cáñamo absorben agua, lo que aumenta la masa de las heces y acelera el tránsito intestinal.

  • La reducción de lípidos (lípidos, fibra, fitosterol): Las semillas de cáñamo tienen un perfil lipídico perfecto: un alto contenido en omega-3, que es hipotrigliceridemia y protector cardiovascular; un aporte moderado de omega-6, teniendo poder hipocolesterolémico. Además, las fibras y fitoesteroles que se encuentran en las semillas de cáñamo reducen la absorción del colesterol dietético.

  • Antioxidante (vitamina E, fitonutriente): Las semillas de cáñamo son una fuente de vitamina E. La vitamina E es un poderoso antioxidante: neutraliza la actividad de los radicales libres. Además, los estudios señalan altos niveles de polifenoles totales, flavonoides, flavonoles y carotenoides en las semillas de cáñamo. Estos compuestos son conocidos por sus efectos antioxidantes.

  • Inmunomodulador (hierro, edestina): Las semillas de cáñamo son vectores de hierro y edestina. Una ingesta adecuada de hierro favorece la respuesta inmunitaria. Edestin es un precursor de las inmunoglobulinas (anticuerpos): es la primera línea de defensa del sistema inmunológico adaptativo, detectan y neutralizan patógenos.

  • Regulador del apetito (fibra, lípidos, proteínas, bajo contenido en azúcares): Las semillas de cáñamo tienen un índice glucémico bajo, lo que favorece la sensación de saciedad. De hecho, las fibras, los lípidos y las proteínas representan más del 90% de las semillas de cáñamo. Estos últimos reducen la biodisponibilidad de los carbohidratos. Gracias a las semillas de cáñamo, el aumento del azúcar en sangre posprandial es suave y no induce una caída repentina del azúcar en sangre.

  • Controlar el azúcar en la sangre (fibra, lípidos, proteínas, bajo contenido en azúcar): Las semillas de cáñamo reducen la carga glucémica de la comida gracias a su bajo índice glucémico.

  • Contribuyendo al metabolismo energético. (lípidos, hierro, magnesio, fósforo): Las semillas de cáñamo aportan al organismo algo para producir energía: el hierro, el magnesio y el fósforo contribuyen al funcionamiento de las enzimas del metabolismo energético. Además, la mayoría de sus macronutrientes son lípidos. Los lípidos tienen una alta densidad energética: 9 kcal por 1 g de lípido.

Propiedades secundarias

  • Participando en el funcionamiento muscular. (proteínas, magnesio, potasio): a través de su aporte proteico, las semillas de cáñamo participan en la contracción y síntesis muscular. Además, son ricos en magnesio y potasio que contribuyen a la función muscular.

  • Anti fatiga (hierro, magnesio): Las semillas de cáñamo contribuyen al aporte de magnesio y hierro. Una ingesta suficiente de hierro y magnesio ayuda a reducir la fatiga.

  • Regulador del sistema nervioso. (magnesio, potasio): la propagación del mensaje nervioso es posible gracias a los movimientos de los iones. Las semillas de cáñamo contribuyen al aporte de sus iones, lo que explica su participación en el funcionamiento del sistema nervioso.

  • Regeneración de la piel (hierro, magnesio, fósforo): Las semillas de cáñamo contribuyen al proceso de división celular aportando hierro y magnesio. Además, aportan fósforo, que forma parte de la composición de los fosfolípidos. Los fosfolípidos forman las membranas de las células, incluida la piel.

  • Relajante (magnesio, potasio): aunque las semillas de cáñamo carecen de cannabinoides (THC, CBD, etc.), favorecen la relajación del organismo. Las semillas son extremadamente ricas en magnesio: 60 g de semillas cubren completamente las necesidades diarias de magnesio. El magnesio reduce el tono muscular, limitando así la tensión muscular. Además, el potasio confiere un efecto hipotensor a las semillas de cáñamo.

  • Remineralizante (magnesio, fósforo): Las semillas de cáñamo son extremadamente ricas en fósforo y magnesio. Estos dos minerales se almacenan en huesos y dientes, lo que contribuye a su mineralización.

Valores nutricionales

Elementos nutricionales por 100g por 15g % de CDR* por 100 g % de CDR* por 15 g
Energía (Kcal) 366 55 18 3
Energía (Kj) 1532 230 18 3
Lípidos (g) 30.7 4.6 44 7
Ácidos grasos saturados (g) 3.3 0.5 17 2
Ácidos grasos monoinsaturados (g) 2.3 0.3
Ácidos grasos poliinsaturados (g) 23.7 3.6
Incluyendo omega-3 (g) 17.8 2.7
Incluyendo omega-6 (g) 5.8 0.9
Carbohidratos (g) 7.7 1.2 3 0
Incluyendo azúcares (g) 1.1 0.2 1 0
Fibra dietética (g) 34.4 5.2
Proteína (g) 19.5 2.9 39 6
Sal (gramos) 0.04 0 1 0
Vitamina B1 (mg) 0.62 0.1 56 8
Vitamina B2 (mg) 0.17 0.03 12 2
Vitamina B3 (mg) 8.83 1.3 55 8
Vitamina B9 (μg) 49 7.4 25 4
Vitamina B12 (μg) 0 0 0 0
Vitamina C (mg) 1.6 0.2 2 0
Vitamina E (mg) 0.5 0.1 4 1
Calcio (mg) 631 94.7 79 12
Cobre (mg) 0.92 0.1 92 14
Hierro (mg) 7.72 1.2 55 8
Magnesio (mg) 335 50.3 89 13
Manganeso (mg) 2.7 0.4 136 20
Fósforo (mg) 860 129 123 18
Potasio (mg) 407 61.1 20 3
Zinc (mg) 4.58 0.7 46 7

*Cantidad diaria recomendada

Conozca más sobre la planta: Cáñamo

El cáñamo es una planta angiosperma perteneciente a la familia Cannabinaceae. Esta planta anual mide generalmente de 1 a 2 m de altura. Le gustan los ambientes luminosos y los suelos con pH básico. Se estima que su cultura está entre las más antiguas de la humanidad. Su origen exacto es difícil de identificar. Los estudios arqueobotánicos encuentran los primeros vestigios de cáñamo en Asia Central. Posteriormente, el cáñamo se introdujo en Europa, como planta agrícola, durante la Edad del Bronce (del siglo XXII al XVI a.C.).

¡Todo está bien en Hemp! De hecho, se aprovechan todas las partes de la planta y permiten obtener papel, tejidos, cuerdas, biocompuestos con un fuerte poder aislante, combustibles, plástico biodegradable, detergentes antibacterianos y, más recientemente, productos alimenticios como aceite, harina, cerveza, etc.

Las semillas de cáñamo son técnicamente aquenios. Recientemente, el cáñamo ha visto explotar su interés alimentario. Francia se beneficia de esta moda, ya que es el mayor productor de cáñamo de Europa. Desde el punto de vista internacional, es China quien destaca como líder mundial en cáñamo. En cuanto a las inflorescencias, la recolección de estas últimas no está autorizada en Francia debido a la presencia de moléculas de la clase de los cannabinoides.

¿Las semillas de cáñamo contienen THC?

La reputación del cáñamo suele estar ligada a sus poderes relajantes e incluso alucinógenos. Pero es importante distinguir entre el cáñamo cultivado en Francia para uso industrial (alimentos, construcción, textiles, etc.) y el cannabis, también llamado cáñamo recreativo. El cáñamo industrial contiene muy poca o ninguna sustancia psicotrópica (menos del 0,2%): THC (tetrahidrocannabinol) en comparación con el cannabis. Este último es muy rico en la resina en la que se encuentra esta famosa molécula, y se explota principalmente por sus propiedades medicinales y psicotrópicas. Por lo tanto, no hay que preocuparse, ya que las parcelas de los productores de cáñamo utilizado en la alimentación están sujetas a controles especialmente estrictos para comprobar que los cultivos proceden de variedades bajas en THC (< 0,2%). Por lo tanto, sus semillas de cáñamo pueden contener trazas de THC, pero estas trazas son pequeñas. Tan diminutas que para absorber 5 mg de THC, habría que comer más de 2 kg de semillas de cáñamo al día. Sabiendo que 5 mg no provocan efectos psicoactivos en una persona de 68 kg... Tendrá dolor de estómago antes de sentir cualquier efecto alucinatorio.

¿Te ayudó este artículo?

  

Nota media: 4.8 ( 227 votos)

Bibliografía

Publicación: Farinon B, Molinari R, Costantini L, Merendino N. La semilla de cáñamo industrial (Cannabis sativa L.): Calidad nutricional y funcionalidad potencial para la salud y nutrición humana. Nutrientes. 29 de junio de 2020; 12 (7): 1935. doi:10.3390/nu12071935. PMID: 32610691; PMCID: PMC7400098.

Publicación: Cerino P, Buonerba C, Cannazza G, D'Auria J, Ottoni E, Fulgione A, Di Stasio A, Pierri B, Gallo A. Una revisión del cáñamo como alimento y suplemento nutricional. Cannabis Cannabinoide Res. 12 de febrero de 2021;6(1):19-27. doi: 10.1089/can.2020.0001. PMID: 33614949; PMCID: PMC7891210.

Obra: Wolfe, d. (2017). superalimentos. macroediciones.

Sitio web : eFlore. (Dakota del Norte). Tela Botánica. https://www.tela-botanica.org/eflore/?referential=bdtfx&module=fiche&action=fiche&num_nom=12688&onglet=synthese

Sitio web : Interchanvre - Cultura. (Dakota del Norte). Intercáñamo. https://interchanvre.org/la_culture#les_chiffres_cles